Los 10 avances científicos del año

1418928065_022666_1418933663_sumario_normalComo cada diciembre, la revista Science, uno de los templos de la ciencia en el mundo, ha seleccionado los 10 avances científicos del año. La misión Rosetta, que culminó con el aterrizaje de una sonda en el lomo de un cometa, es el momento más destacado de 2014 según la revista, editada por Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia.

vía Los 10 avances científicos del año | Ciencia | EL PAÍS.

La revolución de lo posible

pestillo-15En las últimas décadas se han impuesto un tipo de intelectuales que se dedican a contarnos lo que ya no puede ser, lo que ya no podemos seguir pensando, haciendo o deseando. Son los predicadores del fin de la historia, del fin de las ideologías, del fin del pensamiento crítico… Son los intelectuales “cierra-puertas”, verdaderos policías del pensamiento que tienen como función precintar aquellos caminos que ellos mismos declaran intransitables ya para siempre. Con este gesto soberbio, evitan tener que buscar esos otros caminos que están aún por descubrir, esas sendas peligrosas que algunos ya han empezado a abrir o simplemente se libran de tener que pelearse con lo emboscado y con los callejones sin salida de nuestro tiempo.

vía La revolución de lo posible | Cataluña | EL PAÍS.

El panteón tejano de los escritores

1419691702_697776_1419698673_noticia_normalTodos los recuerdos de Gabriel García Márquez ocupan 2,6 metros cúbicos. Son unas 40 cajas de cartón, atadas con plástico sobre dos palés de madera. Era su colección personal, las cosas que guardaba en su casa de México DF. Una vida. Así llegó el 16 de diciembre al Harry Ransom Center, en el campus de Austin de la Universidad de Texas (Estados Unidos). Dieciocho personas ayudaron a abrir las cajas. Tardarán un año en catalogarlo y dos en poder enseñarlo.García Márquez murió el 17 de abril en su casa de México a los 87 años. Tuvo la entrada prohibida en Estados Unidos durante décadas por su actividad procomunista, aunque luego se reunió, por ejemplo, con el presidente Bill Clinton en 1994. El 24 de noviembre el Harry Ransom Center anunció la compra del archivo personal del Nobel colombiano. Una pregunta recorrió Latinoamérica: ¿Texas? ¿En serio? El objetivo es situarse en el mapa académico de América Latina.

vía El panteón tejano de los escritores | Cultura | EL PAÍS.

10 razones para conmemorar (o no) el bicentenario del marqués de Sade

El-marques-de-Sade-retratado-p_54422087026_51348736062_224_270Donatien Alphonse François de Sade murió hace doscientos años. El hombre que proclamó que “la revolución pertenece a los voluptuosos” se apagó un 2 de diciembre de 1814, en el manicomio de Charenton, donde había sido encerrado a causa de su novela Justine. El libertino que exploró sin ponerse límites el deseo, el exceso y la ferocidad humanas había nacido en 1740 y fue perseguido tanto por el Antiguo Régimen como por las autoridades revolucionarias, hasta el punto de que pasó 27 años de su vida en cautiverio y fue condenado dos veces
a la guillotina, aunque consiguió eludir tal destino. Su obra todavía está prohibida en países, como por ejemplo, Corea del Sur. ¿Por qué razones debemos acordarnos de él?

vía 10 razones para conmemorar el bicentenario de Sade.

La Navidad es un cuento

14193552752107Ateos, descreídos, solitarios por decisión propia, cínicos, claustrofóbicos, pudorosos, víctimas del trastorno de personalidad antisocial, malos padres e hijos ingratos… La extrañeza que vais a sentir esta noche, vuestros «¿qué hago yo aquí? ¿qué fiesta es esta?», vuestro desdén por los villancicos y por los dulces no os convierten en esas personas tan especiales que creéis ser.

vía La Navidad es un cuento | Cultura | EL MUNDO.

Una humanización integral

Las disquisiciones antropológicas que facilitan el humanismo integral no se hacen pasar por el tamiz de las integrales, derivadas, definiciones, axiomas, leyes, proposiciones y colofones que reinan en las ciencias exactas. No comprender esta distinción entre la ‘persona-objeto’ y la ‘persona sujeto’ supone dinamitar todo lo que el humanismo, como corriente filosófica, consiguió durante los siglos XV y XVI. Evoco unos versos del poeta Walt Whitman: “Sermones, credos, teologías… Pero, ¿y el insondable cerebro de los hombres? ¿Y qué es la razón, qué es el amor y qué es la vida?”

vía Una humanización integral | Opinión | EL PAÍS.

Heidegger privado

1397054643_204960_1397055244_noticia_normal

Tres nuevos tomos pertenecientes a la monumental edición de las obras completas de Martin Heidegger (1889-1976), aparecidos en marzo en Alemania, han puesto de actualidad la personalidad y la obra del polémico autor de Ser y tiempo, “protagonista supremo de la filosofía del siglo XX” para muchos, “filósofo nazi” a secas y embaucador para otros. Dichos volúmenes constituyen las primeras entregas de los denominados “cuadernos negros”, las libretas de tapas de hule negro que Heidegger utilizaba para tomar anotaciones relacionadas con su pensar. Comenzó a usar este tipo de cuadernos en 1931 y continuó sirviéndose de ellos hasta poco antes de su muerte. Por voluntad suya, los cuadernos negros solo debían publicarse como colofón de sus obras completas. Custodiados en el Archivo de Marbach, nadie podría leerlos hasta entonces. El hijo no biológico de Heidegger, Hermann, dueño del legado de su padre, mantuvo un celoso silencio sobre el misterio de su contenido; pero también insinuó que, entre pensamientos muy valiosos para interpretar la obra de Heidegger, los cuadernos contenían “respuestas” que aclararían su implicación y ruptura con el nacionalsocialismo. Aparte de esto, ¿revelarían algo más hasta ahora escondido? Y una pregunta candente: ¿era Heidegger antisemita? De ahí que los estudiosos del filósofo y no solo ellos esperasen con expectación la aparición de estos volúmenes. ¿Colmarán tantas expectativas?

vía Heidegger: Heidegger privado | Cultura | EL PAÍS.

Romain Rolland: médico del alma

Romain_RollanddestRomain Rolland publicó Más allá de la contienda el 24 de septiembre de 1914 en el Journal de Genève, mientras colaboraba como voluntario en la Cruz Roja. En la edición homónima de Nórdica Libros – Capitán Swing, que ve la luz en 2104, el famoso panfleto se acompaña de una serie de artículos, cartas abiertas y correspondencia privada, todo un corpus literario que supuso un intenso debate en vísperas de la Primera Guerra Mundial.

vía Romain Rolland: médico del alma | Revista de Letras.

Diccionario de palabras que no existen

1408450379_278978_1408460432_noticia_normalQue nos cueste encontrar una palabra adecuada no quiere decir que no exista sino que, simplemente, no la hay en nuestro idioma. Si un castellanoparlante quiere expresar la frustración que le provoca alguien con el que ha quedado y que le está haciendo esperar, tendría que usar una frase entera (o, en ese complemento verbal tan ibérico, hacer un gesto exagerado); sin embargo, los inuit, indígenas de las zonas árticas de Groelandia, Canadá y Estados Unidos, resumen este sentimiento con una sola palabra: iktsuarpok. Asimismo, el valiente español que quiera admitir que el dolor de otros le produce algo de placer (algo que pasa frecuentemente, como cuando miramos desde casa cómo la lluvia empapa a la gente en la calle; aunque también hay quien celebra que un patinador artístico se caiga o que el empollón de la clase saque un suficiente) tendría que explicarse con cuidado, cuando un alemán solo tiene que alegar que siente schadenfreude. Si alguien nos sonríe sin simpatía, estamos obligados por el idioma a llamarlo sonrisa igual, cuando los ingleses pueden cambiar el smile (sonrisa, propiamente dicho) por smirk (sonrisa con la boca medio cerrada, como de listillo) o grin (más asociada a alguien que está pasmando y se le ha quedado la sonrisa en la boca como un rictus).

vía Diccionario de palabras que no existen | ICON | EL PAÍS.

Carlos Barral, editor por casualidad

librosEspaña ha sido cuna de grandes editores. Muchos han tenido que sortear escollos como la ausencia de papel en la posguerra o la censura franquista. En las situaciones más adversas siempre han estado allí, con más vocación que voluntad de negocio. A Jaume Vallcorba, José Janés o Javier Pradera no se les rendirá nunca homenaje suficiente ni ocuparán el lugar que merecen en la cultura de nuestro país.En el caso de Carlos Barral 1928-1989, como en parte en el caso de Pradera, su recuerdo como editor queda además diluido en sus otras facetas literarias. Carlos Barral, de cuya muerte se cumplen este mes 25 años, mantenía siempre ser editor por casualidad, negando de este modo —y con coquetería— cualquier vocación editorial de tintes comerciales o industriales. Quiso ser más poeta, más memorialista e incluso más marinero que editor. No obstante, y aunque le pese, su tarea como editor es, sin duda, la que ha dejado más poso y ha hecho más por la siempre achacosa cultura española. Sin embargo, sus desventuras empresariales y la potencia de su personaje que todo lo engullía han desdibujado sus papeles incluso en el pequeño y endogámico sector editorial que, posiblemente por su propia naturaleza presentista, tiende a cegarse hoy por lo que ya se había hecho antes.

vía Carlos Barral, editor por casualidad | Cultura | EL PAÍS.