Columna: Manuel Rivas: Los electrodomésticos inteligentes

A esta nueva era del mercado, Shoshana Zuboff la denomina Capitalismo de la vigilancia (The Age of Surveillance Capitalism, Public Affairs, Nueva York, 2019; ver un adelanto en Le Monde Diplomatique de enero). Un estudio más que inteligente donde desarrolla el concepto de “plusvalía del comportamiento”. Somos usuarios y clientes, y a la vez suministramos la más valiosa materia prima. Desde nuestros actos a nuestros pensamientos y deseos. Nuestra geografía personal, sean exteriores o la propia habitación. Una extracción automatizada, incesante de información personal. Este capitalismo de la vigilancia, explica Shoshana Zuboff, profesora de Harvard Business School, “parte del principio de que cubrir las necesidades reales de los individuos es menos lucrativo, y por lo tanto menos importante, que vender predicciones sobre su comportamiento”.

Origen: Columna: Manuel Rivas: Los electrodomésticos inteligentes | EL PAÍS Semanal

Entrevista: Haruki Murakami: “El trabajo de un novelista es soñar despierto”

Haruki Murakami

Escritor superventas y favorito en las quinielas del Nobel, a sus 69 años el japonés Haruki Murakami calcula que su literatura le permitirá seguir persiguiendo “vidas distintas” durante una década más. Reacio a las entrevistas, recibe en exclusiva a El País Semanal en Ecuador para hablar del poder de la imaginación, los miedos, los maratones, el matrimonio y las ganas de probar cosas nuevas. Desde agosto conduce en Tokio un programa radiofónico en el que cultiva otra de sus pasiones: la música

Origen: Entrevista: Haruki Murakami: “El trabajo de un novelista es soñar despierto” | EL PAÍS Semanal

Columna de Óscar Contardo: La maldición

Maduro ganó las elecciones de 2013 con la promesa de profundizar el proceso que había iniciado Chávez, un hombre que llegó a la presidencia porque supo interpretar el hastío que la mayoría de los venezolanos sentía por un sistema político corrompido hasta el tuétano. Pero Maduro, a pesar de hablar con los pájaros y anunciar maldiciones, carecía de la astucia de Chávez; tampoco gozaría durante su mandato de los precios del petróleo que convirtieron al finado líder en un mecenas generoso de cierta izquierda latinoamericana. La gestión de Maduro comenzó a dar frutos amargos a los pocos meses de triunfar: la criminalidad se disparó, lo mismo que la inflación y la escasez de alimentos. Según la Organización Internacional de Migraciones, entre 2015 y 2017 los venezolanos en el exterior pasaron de 700 mil a más de un millón y medio. Un aumento del 700%, iniciando una diáspora jamás vista en Latinoamérica, con caravanas huyendo a duras penas por carreteras extranjeras; personas expuestas a condiciones durísimas y al maltrato de una ola de aporofobia que la ultraderecha ha sabido aprovechar con la eficiencia del verdugo atento a su labor.

Origen: Columna de Óscar Contardo: La maldición

Roberto Merino, escritor: “Las Condes parece un país asiático musulmán” (selección)

—Se supone que los viejos se van rigidizando, cerrándose en sus prejuicios.

—Lo que pasa es que uno se va haciendo viejo y la comedia humana la has visto tantas veces que uno se va haciendo escéptico respecto a las buenas intenciones, a los que rasgan vestiduras, a las promesas de los políticos.

—¿Ese escepticismo te otorga cierta libertad?
—Yo creo que sí porque en mi caso no es amargo. Yo todavía tengo energía para vincularme con todo tipo de personas y a la gente joven le tengo buena onda de por sí, pero también veo que son soberbios, enfáticos, radicales, y cacho que todo se les irá desbaratando con el tiempo. ¿Por qué quieren juzgar? No sé, a veces son muy lateros. Esta nueva generación de los fiscalizadores es extraña.

—Los jóvenes adoran la transparencia.

—Todos se volcaron en masa a encontrar culpables. Yo siempre defendí a los jóvenes antes que a los viejos. Hay una cosa en la narratividad de los viejos muy desagradable que consiste en valorar su propia experiencia en detrimento de las experiencias ajenas. Entonces, siempre opera el tópico: “la música que le gusta a los jóvenes no se compara con nuestra época”. Es muy desagradable y viene de la inseguridad humana respecto al valor de las cosas que les tocó vivir. Algunos creen que los jóvenes están pasando por un trance muy grave porque usan computador y celulares y que algo auténtico se perdió. ¿De adónde sacaron esa huevada?

—Escribiste que antes los jóvenes pedían libertad y ahora piden fiscalización.

—A mí me tocó la lucha generacional en que el padre era muy restrictivo y te ponía los límites más allá de la cuenta. Experimentabas esa realidad como una cosa adversa castradora. Y por lo tanto, los discursos eran libertarios, individuales, tenían que ver con el crecimiento, con salir de la casa y cómo convertirse en una persona independiente. Y los pendejos posteriores son ideologizados, cosa que me recuerda los años 60, con lo cual supongo que no salió nada bueno. El ser humano tiende a ser dogmático y tiende a estimularse colectivamente en función de un enemigo, un culpable. Ahora acusan por Facebook, inventan cosas, y la reacción es echar a un huevón a los leones. Antes que se reflexione sobre la acusación, basta la mentira para que esa persona sea condenada socialmente. Como decía Raúl Ruiz: “En Chile, primero se opina y después se piensa”.

—Un amigo me decía que los días feriados le generaban un anhelo por ver colas en los supermercados y los bancos. ¿Qué te pasa con los feriados?

—Son espantosos. Es horrible porque se supone que los feriados son para disfrutar una huevada que llaman “en familia”. ¿Por qué te obligan? Yo sé que mis hijos no quieren disfrutar nada conmigo en esos días. Ellos quieren irse a la playa o ver a sus amigos. Ésa es una suposición muy idiota respecto a los tipos de sociabilidad posibles. Y por eso está todo cerrado, obligando a que la gente no pueda trabajar porque le sacan multas. Una cosa es impedir la explotación, que te obliguen a trabajar un día feriado, pero si uno quiere, ¿por qué no podrías hacerlo? Hay gente que necesita la plata. Ahora, más encima, Las Condes parece un país asiático musulmán. Están discutiendo si los menores de 14 años pueden andar solos en la calle después de las 10 de la noche. Ya no se pueden decir piropos, no se puede fumar, no se puede ninguna huevada. A mí me asombra la vocación restrictiva que se canaliza con tanto entusiasmo en este país.

Columna de Óscar Contardo: Educación, libertad y condena

Desde la dictadura en los 80, varias generaciones crecieron bajo la idea de que la educación pública no solo era mala, sino vergonzante, algo que marcaba, una cicatriz en el cuerpo que señalaba un futuro. Tener en el currículum una escuela con número era ir por la vida con un pasaporte marcado. La excepción era un puñado de liceos de Santiago, que como las últimas joyas de una familia venida a menos, lograban figuración en la vitrina oficial de las listas de puntajes de una prueba que constata año a año que

Origen: Columna de Óscar Contardo: Educación, libertad y condenaContardo, admisión escolar, Rawls, 

 

James Watson: El premio Nobel que afirma que los negros son menos inteligentes vuelve a la carga

“Entre los blancos y los negros hay diferencias en los resultados de las pruebas de inteligencia. Yo diría que la diferencia es genética”. El polémico biólogo James Watson, ganador del premio Nobel de Medicina en 1962 por ser uno de los descubridores de la estructura del ADN, ha vuelto a lanzar al mundo sus teorías racistas, esta vez en el documental Decoding Watson [descodificando a Watson], estrenado anoche en la televisión pública estadounidense PBS.

Origen: James Watson: El premio Nobel que afirma que los negros son menos inteligentes vuelve a la carga | Ciencia | EL PAÍS

Identificados los genes relacionados con la tendencia a la monogamia

Los topillos de la pradera son una de las pocas especies de mamífero fieles a la pareja.

Ser feliz con la misma pareja para toda la vida es una de las aspiraciones que sustenta la civilización, aunque la relajación de las costumbres y una vida cada vez más larga hagan improbable cumplir el sueño. Pese a tratarse de una rareza entre los animales, la monogamia, aunque sea en una versión imperfecta, existe en la naturaleza, y siempre hay quien busca en la biología una justificación para sus anhelos. Por eso tienen tanto interés los estudios que indagan en los orígenes de esta forma de organizar la

Origen: Identificados los genes relacionados con la tendencia a la monogamia | Ciencia | EL PAÍS

Martín Caparrós: La culpa, el instrumento de control de las religiones

FUE UNO de los inventos más extraordinarios que los manuales no registran: a los inventos más extraordinarios suele sucederles. Antes de él, aquellos hombres y mujeres vivían más o menos felices. O preocupados, irritados, aterrados, pero sin el peso de la culpa. En esos días las cosas sucedían y nadie sabía bien por qué: así era la vida o, a lo sumo, así de caprichosos esos diosecitos que pululaban en el árbol, el agua, la luna lejana o el poderoso sol

Origen: Martín Caparrós: La culpa, el instrumento de control de las religiones | EL PAÍS Semanal

La evolución de la fidelidad

Una pareja se besa en Nochevieja.

Pese a la apabullante exuberancia y diversidad de la naturaleza, lo cierto es que hay principios generales en la biología animal. Cada especie está exquisitamente adaptada a su entorno, pero los mecanismos por los que se adapta son a menudo invariantes a lo largo de toda la escala evolutiva. Los genes que diseñan el corazón son los mismos en un ratón y en una jirafa, y las variaciones en esos genes son responsables de que la jirafa haya desarrollado un corazón capaz de bombear sangre cuello arriba hasta alcanzar la cabeza. La próxima vez que evolucione un animal tan alto, podemos predecir que su corazón crecerá mediante variaciones similares de esos mismos genes. Como el cerebro es un trozo de cuerpo, este mecanismo dirige también la evolución del comportamiento. En un caso impactante de ello, la misma veintena de genes está detrás de la fidelidad, y de la falta de ella, en especies tan separadas como los topillos, las ranas, los pájaros y los peces.

Origen: La evolución de la fidelidad | Ciencia | EL PAÍS

Chadwick por su rol en dictadura: Me arrepiento de no haber hecho algo más

«Yo, siendo partidario de ese gobierno, me arrepiento de no haber hecho algo más, de no haber levantado una voz, de no haber tenido una mayor preocupación, una mayor atención para haber tratado de evitar una situación que a mí no me gusta, y que condeno con toda mi fuerza, como fueron esas violaciones a los derechos humanos», sostuvo el ex senador UDI en La Moneda.

https://www.cooperativa.cl/noticias/pais/augusto-pinochet/chadwick-por-su-rol-en-dictadura-me-arrepiento-de-no-haber-hecho-algo-mas/2012-06-11/130659.html