Columna de Alfredo Jocelyn-Holt: Administradores de crisis 

Sale de escena la chiquillada (“Adiós a los niños” fue como tituló el asunto un columnista), se guardan los disfraces para otra función, retiran las carpas, higienizan las dependencias, e invariablemente pasan a hacerse cargo quienes no necesitan presentación: “the powers that be”. Término intraducible, aunque familiar su idea detrás; alude a los que sienten que el mando les corresponde. De hecho, no tuvo que pasar un día desde que la diversión se disolvió para que se nos participara de lo ya decidido: “Hay consenso en que el proyecto de nueva Constitución no está a la altura de lo que el país necesita”. Esto, dicho recién ahora, porque, aunque se rechace o apruebe el pastel el 4-S, igual harán su entrada, junto con el ¡Gana la Gente!, quienes conducirán el país en la siguiente etapa: tasadores de riesgos, nuevas rondas de consultores, agencias de publicidad, encuestadores, periodistas promoviendo “caras nuevas”, y los sempiternos burócratas. En fin, los manejadores de crisis u operadores del caso.

Origen: Columna de Alfredo Jocelyn-Holt: Administradores de crisis – La Tercera

Alvaro Quezada
Profesor de Estado y Magíster en Filosofía Universidad de Chile Santiago de Chile

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.