Cuando la Cultura peleaba a la contra

Las alcobas, las librerías y los clubes de jazz de Greenwich Village en 1946, el circuito neoyorquino de comedia stand-up a principios de los 60 o las instalaciones del Centro de Investigación de la Personalidad en la Universidad de Harvard durante ese mismo periodo de agitación colectiva. Diferentes escenarios desde los que convertirse en testigo privilegiado o motor de un cambio de sensibilidad colectiva. Coinciden en las librerías los textos de memorias del crítico literario del New York Times Anatole Broyard –Cuando Kafka hacía furor (La Uña Rota)–, del mártir del humor obsceno y precursor de la comicidad políticamente incorrecta Lenny Bruce –Cómo ser grosero e influir en los demás. Memorias de un bocazas (Malpaso)– y del gurú del LSD y más tarde apólogo de la utopía cibernética Timothy Leary –LSD Flashbacks. Una autobiografía (Alpha Decay)–, un tríptico involuntario, unido por un mismo impulso de forjarse una identidad en sintonía con tiempos de ruptura y de acuñar un lenguaje propio que imantase algo tan inestable como la sensibilidad generacional.

Origen: Cuando la Cultura peleaba a la contra | Cultura | EL PAÍS

Alvaro Quezada
Profesor de Estado y Magíster en Filosofía Universidad de Chile Santiago de Chile

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *