Daniel Matamala: La catástrofe

 

La comunicación de riesgo es “catastrófica”, dice el médico intensivista de la Universidad Católica Glenn Hernández. En más de un año de pandemia, no ha habido ninguna campaña pública efectiva. Parte de la población, presa de ese mismo exitismo o de un estado ya francamente siquiátrico de negación, actúa irracionalmente: este viernes, con las UCIs colapsadas y pacientes jóvenes muriendo todos los días por Covid, muchedumbres se aglomeraron en el Terminal Pesquero y la Caleta Portales. La presión de miles de automovilistas deseosos de salir a pasear en Pascua provocó un taco de 15 kilómetros de largo y llevó a levantar los cordones sanitarios en torno a Santiago.

Los griegos llamaban “idiotas” a los egoístas que se despreocupaban de los asuntos públicos. La imagen patética de esos idiotas arriba de sus autos resumió lo peor de nosotros: ciudadanos irresponsables ganándole la pulseada a una autoridad impotente. El levantamiento del cordón “no volverá a repetirse”, asegura la subsecretaria de Salud. “Probablemente no es la última vez que se haga”, la contradice el subsecretario de Obras Públicas.

Origen: Columna de Daniel Matamala: La catástrofe – La Tercera

Alvaro Quezada
Profesor de Estado y Magíster en Filosofía Universidad de Chile Santiago de Chile

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *