Mario Bunge: “El psicoanálisis y otras seudociencias son dañinos”

1421325878_600598_1421333077_noticia_normalA sus 95 años, el filósofo, físico y epistemólogo argentino Mario Bunge desayuna escribiendo sobre las ideas que pensó la noche anterior. El autor de La ciencia, su método y su filosofía (1960), La investigación científica (1967) y los ocho volúmenes de Tratado de filosofía (1974-1989), entre otros 70 libros, bebe después café y come yogur. Segundo ganador del Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades, en 1982, Bunge propuso que EL PAÍS lo ganara al año siguiente, pero evita las noticias por la mañana. Contesta en su casa de Montreal correos electrónicos y lee revistas científicas, en especial tres, Science, Nature y American Sociological Review, que recibe en forma gratuita después de superar los 50 años de suscripción. Almuerza las ensaladas y el pan con jamón o salmón ahumado que le prepara su segunda esposa, Marta, 19 años menor que él, exalumna de un curso de filosofía en su natal Buenos Aires. Duerme una siesta de no más de una hora y después vuelve a trabajar. Sale poco desde que hace cinco años se jubiló como profesor en la Universidad McGill. A veces va allí a recibir visitantes y exestudiantes. Por la noche mira dos telediarios: «Me interesan, pero son bastante malos: uno es el de la BBC, que antes era bueno, y el otro es el de la NBC, que se ha olvidado del resto del mundo y habla solo de EE UU». Cena liviano y disfruta con su mujer de alguna de las películas que ella compra en DVD.

«La filosofía está muy venida a menos, a diferencia de cómo avanzan la matemática, la química, la biología, la historia con números, o cliometría. Hay demasiadas cátedras de filosofía casi todas ocupadas por comentaristas, especialistas en Kant, Hegel, Spinoza, Descartes, Aristóteles, Marx. Ninguno se propone forjar ideas nuevas».

 

vía Mario Bunge: “El psicoanálisis y otras seudociencias son dañinos” | Babelia | EL PAÍS.

Alvaro Quezada
Profesor de Estado y Magíster en Filosofía Universidad de Chile Santiago de Chile

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *