Referéndum: Chile, 30 años después 

MARIO AMORÓS

El 11 de marzo se cumplen 30 años del fin de la dictadura cívico-militar encabezada por el general Augusto Pinochet. Chile fue el último país de Sudamérica que recuperó la democracia, tras Bolivia, Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay, y el único que heredó una Constitución impuesta por el régimen, junto con los “amarres autoritarios” que, tras la derrota en el histórico plebiscito del 5 de octubre de 1988, Pinochet y su círculo de hierro se preocuparon de atornillar, en lo que denominaron pomposamente “una retirada ordenada”. La dictadura, instalada con el apoyo de Nixon y Kissinger, expiraba cuando caía el muro de Berlín y la Guerra Fría llegaba a su término.

Origen: Referéndum: Chile, 30 años después | Opinión | EL PAÍS

Mario Vargas Llosa: Los toros y el Perú 

Porque, detrás de la prohibición de las corridas, hay algo mucho más grave y siniestro que aquella compasión por los animales que es el pretexto que utilizan los antitaurinos para combatir las corridas. Es la falta de respeto para no decir el desprecio por la libertad, la misma cerrazón mental que llevó a los inquisidores a prohibir las novelas durante los tres siglos coloniales en América Hispana con el pretexto de no llenar la cabeza de los indígenas con patrañas, el origen de todas las censuras que persiguen domesticar el pensamiento y la libre elección de los ciudadanos. Por eso, el fallo de los jueces del Tribunal Constitucional del Perú hay que celebrarlo no como un episodio local, sino como una victoria de la democracia y de la libertad contra sus tradicionales enemigos.

Origen: Los toros y el Perú – La Tercera

Columna de Daniel Matamala: Personajes de comedia

kramer-web-900x600

“Una élite es una minoría organizada con capacidad de generar un orden en torno a sí misma. Esto es, una minoría organizada con capacidad de organizar”, dice el investigador Pablo Ortúzar. Nuestra élite política sigue estando organizada, y lo demuestra al escenificar sus representaciones habituales: una comparecencia del Presidente junto a su gabinete, una carta firmada por la crème de la crème del establishment.

Pero esa minoría organizada ha perdido la capacidad de organizar. Sus performances ya no provocan efecto alguno sobre la sociedad a la que pretenden ordenar. Los políticos siguen estando ahí, actuando como siempre lo han hecho: con sus muletillas, sus tics, sus timbres de voz. Pero ellos son ahora una pura mueca. Se han convertido, en ese sentido, en personajes de Kramer: en una simple cáscara, cuyas maneras y ornamentos, ahora despojados del aura del poder, se ven ridículos. Son reyes desnudos, carne de burla, personajes de comedia.

Origen: Columna de Daniel Matamala: Personajes de comedia – La Tercera

La paradoja de marzo

Domingo 01 de marzo de 2020

«Las sociedades debaten constituciones no para sumar lo que los ciudadanos quieren o anhelan, sino para discernir qué es lo que deben querer o anhelar cuando consideran todos los intereses y escuchan todos los puntos de vista».

Columna de Óscar Contardo: El lenguaje de los acuerdos

MARIANA-AYLWIN-Y-SOLEDAD-ALVEAR-5903

Sin embargo, lo más interesante de la declaración no es tanto el contenido explícito, sino el tono del documento: una voz firme, sabia, pero al mismo tiempo invisible e incorpórea que se dirige a una audiencia que le debe lealtad y que está obligada a escucharlo; tal como Dios hablándole a Moisés, un ser sobrenatural que se asoma entre las nubes y anuncia un plan sin tener que rendir cuentas ni dar explicaciones. El problema es que en este caso quienes firman la declaración no son deidades, sino exministros de Estado y destacados dirigentes políticos.

Origen: Columna de Óscar Contardo: El lenguaje de los acuerdos – La Tercera

Columna de Ernesto Ottone: Marzo

Viernes de manifestaciones en Plaza Italia

Con el estallido se hizo evidente que las cosas no podían seguir como estaban, que se requería un conjunto de reformas económicas, sociales y políticas que debían provocar una inflexión profunda hacia el logro de una democracia más exigente, una transformación productiva más sostenible y, sobre todo, una acción distributiva mayor que acompañara el crecimiento y nos llevara a una sociedad más igualitaria.

Origen: Columna de Ernesto Ottone: Marzo – La Tercera

Soy de izquierda: rechazo la violencia

Jueves 27 de febrero de 2020

«Lo más grave es justificar la violencia callejera como la consecuencia lógica de la indignación por las colusiones y las desigualdades del sistema».

 

Un show que cae

Un show que cae
Álvaro Bisama

Era una fantasía quizás incomprensible, silenciar a la galería para perpetuar la ilusión de la fiesta, bailar para taparse los ojos ante el presente, tal y como se veía ayer en la transmisión de Échale la culpa a Viña donde Karen Doggenweiler y Francisca García Huidobro hacían coreografías al lado del mar como si nada pasara mientras, suponemos, la producción rezaba porque en el paisaje del atardecer marino no se colasen las columnas de humo de los autos quemados en el centro, los mismos que en Me Late en TV+ mostraban en vivo y en directo, con uno de sus noteros atrapados en el O’Higgins, ahora vuelto un laberinto de humo y caos.

Más tarde Kramer ocupará todo ese caos en su presentación, tratará de comprenderlo, de hacer un relato de él. Marcará 57 puntos de rating para una rutina que lo sacará de la predecible comodidad del humor familiar para hacerlo comprimir toda la iconografía del estallido social en su presentación. Kramer recordará la violencia policial, la crisis de los derechos humanos, celebrará a la Primera Línea; e imitará a Piñera un poco, como si no valiera la pena, para qué ocuparse del horror. Para Kramer, los símbolos del presente serán otros: la Tía Pikachu, el Pareman, el Sensual Spiderman. Un detalle: hará ese relato caracterizado como Nicolás Massú, una de sus imitaciones más viejas y queridas. Será la más sofisticada de sus máscaras, insoportablemente viñamarina.

Origen: Un show que cae | Culto

Las buenas prácticas

Daniel Matamala

Cuando el fútbol era dominado por caudillos, los barrabravas les sirvieron de soldados para dominar, con votos e intimidación, las asambleas y elecciones. El ejemplo paradigmático fue René Orozco, quien les entregó financiamiento e inmuebles (“la escuelita de Los De Abajo”) y los defendió a rajatabla, calificándolos de “víctimas”. En septiembre pasado, “Anarkía” y “Kramer”, líderes históricos de la barra, visitaron a Orozco para celebrar con él su cumpleaños número 89.

Origen: Las buenas prácticas

La cara de Piñera

Alfredo Jocelyn-Holt

 

La historia nunca le ha importado un cuesco, me consta. El ensimismamiento que uno nota en las fotos parece indicar que un proceso entre él y él, aún sin resolver, lo estaría atormentando. Que de ésta no salta a ninguna otra preeminencia más, probablemente lo sabe; nadie, además, le ofrece una salida rápida de escena. Tampoco es que estemos ante una marca desgastada que se pueda cambiar. Si pareciera que, por vez primera, se ha percatado de que no está a la altura de sus ilimitadas ambiciones y energías, y

Origen: La cara de Piñera