Columna de Max Colodro: Identidad perdida 

¿Sorprende el actual grado de divisiones y odiosidades al interior de la centroizquierda? Para nada; más bien al contrario: es el desenlace inevitable de la trayectoria autodestructiva iniciada por ella luego de perder el gobierno en 2010. Una mal entendida “autocrítica” que la hizo renegar y avergonzarse de los avances vividos por Chile en sus dos décadas en el poder, y que los llevó luego a sumarse de manera oportunista al discurso de demolición instalado por el PC y el movimiento estudiantil. Desde ese entonces y sobre todo a partir del estallido social, la centroizquierda está moral y culturalmente en ruinas, condenada a ser el socio minoritario de una izquierda refundacional, a la que ayudó a través de escaños reservados y un sistema electoral ad hoc, a obtener el control de la Convención Constitucional.

Origen: Columna de Max Colodro: Identidad perdida – La Tercera

Alvaro Quezada
Profesor de Estado y Magíster en Filosofía Universidad de Chile Santiago de Chile

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.