Tánger, patria emocional y generación beat

14166021107516Entre 1925 y 1960, la ciudad de Tánger se transformó en una notoria Zona Internacional, políticamente neutral y económicamente abierta. Definida por Mohamed Choukri, cronista oficioso del inframundo tangerino, como «la más extraordinaria y misteriosa ciudad del mundo», Tánger fue el destino exótico por excelencia de buena parte de la intelectualidad europea y norteamericana de la época. El ambiente de permisividad sexual, el libre acceso a drogas blandas, el carácter meridional y abierto de los nativos, junto a la promesa de una vida fácil y asequible, resultaron ser un imán irresistible para artistas como Henri Matisse, Jean Genet, Paul y Jane Bowles, Alllen Ginsberg, Jack Kerouac, William Burroughs, Tuman Capote o Tennesse Williams, entre otros. En torno a ellos se fue creando una nutrida y discontinua comunidad de expatriados que poco a poco fueron agrandando la leyenda de la ciudad hasta convertirla en un territorio mítico y literario que aún hoy sigue vivo en la imaginación de los lectores de todo el mundo.

Vaya al artículo original: Tánger, patria emocional y generación beat | Cultura | EL MUNDO.

Alvaro Quezada
Profesor de Estado y Magíster en Filosofía Universidad de Chile Santiago de Chile

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *